Historia de Maipu Mendoza - Maipu Mendoza Visite Maipu Mendoza Argentina ::::

Vaya al Contenido

Menu Principal:

INFORMACION


Orígenes de nuestra tierra, Maipú


El Departamento de Maipú fue creado el 14 de Mayo de 1.858, por Decreto del Gobernador Juan Cornelio Moyano, quien recibió de la Capitanía General de Chile la Merced Real de las jurisdicciones que los indios Huarpes conocían con el nombre de Tiasta. Fundó allí una estancia, que a su muerte paso a propiedad del capitán Don ]osé Moyano Cabral. En esta zona los jesuitas levantaron la Capilla de Barrancas y la de Nuestra Señora de las Mercedes de la Cruz de Piedra, que en 1855 dejó de funcionar por encontrarse ya muy vieja y deteriorada. La acción de Nicolás de Ozamis posibilitó la reconstrucción del oratorio, obra que luego fue continuada por su hijo, José Alberto de Ozamis.Dispersas en el paraje de la Cruz de Piedra, 38 familias se constituyeron en las pioneras y colonizadoras de una región, que con el correr del tiempo sería la zona industrial mas rica de la vitivinicultura argentina.



El 9 de enero de 1855 ante la necesidad imperiosa de fijar los límites de los nuevos pueblos, el gobernador de la provincia Pedro Pascual Segura dictó un decreto-ley por el cual se estableció el perímetro geográfico del futuro Departamento de Maipú, denominado en ese momento Departamento 70 de Campana. Sin embargo, tres meses después, al crearse los departamentos de Luján y San Vicente (actual Godoy Cruz), el llamado Departamento 70 de Campana quedó encerrado dentro de los departamentos creados.

El 14 de Mayo de 1858, el gobernador de la provincia don Juan Cornelio Moyano, promulgó el decreto ley por el cual se establecía que la Cruz de Piedra adoptaría en lo sucesivo el nombre de Maipú, y tendría por cabecera el punto donde se ha levantado el nuevo templo, bajo la denominación de Villa de Maipú.
Posteriormente, el 18 de abril de 1884, se anexó el distrito de Barrancas, hasta entonces perteneciente a San Martin.
La Huarpe, raza aborigen pacífica y laboriosa fue, sin duda, el fruto natural de la tierra cuyana. En Mendoza se asentaba en la zona norte, desde el límite con San Juan hasta el valle del Diamante, en San Rafael, llegando al Este hasta el límite con la provincia de San Luis.
Delgados, de piel oscura y estatura alta, adoraban a un Dios llamado Hunuc Haur, al sol, la luna y los cerros. Hablaban el Milcayac y portaban ojotas y una camisa larga ajustada a la cintura. Vivían en chozas y practicaban trabajos en la tierra, siendo el cultivo del maíz la tarea mas importante.
Aprovechaban los lugares y parajes con agua cercana, lo que les favorecía desarrollar la pesca y utilizar el líquido para la propia sobrevivencia.
En lo que hoy es el territorio del departamento de Maipú se conoce la existencia de importantes asentamientos indígenas en Rodeo del Medio, Barrancas, Fray Luis Beltrán y Lunlunta. Al ser descubierto y conquistado Cuyo, algunos se sometieron como tributarios y los mas, abandonaron sus hogares y se desplazaron hacia el sur, donde continuaron siendo un tiempo mas, dueños de sus tierras.
Pero, mientras los huarpes aún mantenían encendidos sus fogones, ciertos hijos de los inmigrantes españoles de cuyo se asentaron en esta región...."donde se detuvieron, frente al río que se aleja...decididos a quedarse a vivir a modo de árbol y roble de justicia, alzaron una cruz de piedra, a cuya sombra dieron comienzo a su faena de pastores y labradores. Desde la margen norte del río, haciendo una "toma", resbalaron al agua tierra adentro, valiendose de ingeniosos modos. A esa acequia llamaron, desde entonces, el canal de la "cruz de piedra".
"Desde esa convivencia del indio en la región de la cruz de piedra, solo quedaron sus huacas, la cerril alfarería de la estirpe nativa y allá , en lo mas alto de las barrancas, la vetusta capilla construida por los doctrinarios . Es que antes que desaparecieran los indígenas, los colonizadores ya habían construido sus cabañas en "La Unlunta" y Barrancas, formando una incipiente colonia agrícola, donde se desarrollaba admirablemente el trigo, el olivo, la higuera, el peral, alguna vid y varias otras plantas traídas de España, amen del maíz y diversos forrajes".
Los colonos se ingeniaron para sacar agua del río, haciendo "bocatomas" con pies de gallo: tripodes armados con rollizos. Cuando la correntada en verano los arrasaba, quedaban sin agua los terrenos y sin bebidas los pobladores. Había que acudir entonces a la ayuda de todos para rehacer la defensa destruída. Esa lucha por el agua solo terminaría a mediados de nuestro siglo, canales e hijuelas imparmeabilizadas.



El primer subdelegado...
El 18 de mayo de 1858 -a cuatro días del decreto fundador- el departamento de Maipú incorpora la primera resolución oficial: el nombramiento su subdelegado, misión encomendada a don Juan de la Cruz Videla, Teniente Coronel Jefe del Regimiento IV de Caballería de Guardias Nacionales, hombre que ya había acreditado vocación y capacidad de trabajo en el ejercicio de la función pública. Subdelegado suplente fue designado don José Alberto de Ozamis.
"Los subdelegados eran funcionarios que centralizaban una serie de atribuciones y facultades, otorgadas por distintas normas legales y asumían la máxima representatividad gubernamental en los ambitos de sus respectivos destinos".
Don Juan de la Cruz Videla, con fecha 3 de Julio de 1858 propuso al Ministerio General de la Provincia, lo que sería una de las mas trascendentes medidas enmarcadas en el lapso de su administración, la división interna del departamento maipucino en tres distritos y 11 cuarteles. El mismo gobernador Moyano, el 24 de julio del mismo año, firmó otro decreto estableciendo la subdivisión territorial en distritos y cuarteles.
Los subdelegados en el proceso del tiempo, fueron perdiendo la gravitación original a raíz de la incorporación de nuevas organizaciones y funcionarios, tales como municipalidad, intendente, jefe político, etc. Francisco Sosa Gatica, (24-5-1895) luego de cinco años de actuación, clausuró la época de los subdelegados, conforme a lo establecido por la Constitución provincial sancionada el 23 de febrero de 1.990.
A pesar de que en el decreto de creación se menciona que la cabecera del nuevo departamento era el punto donde se levantaba el templo bajo la denominación de "Villa Maipú", no se había conformado.




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal